Alex Kidd in Miracle World DX – Análisis – Review

Alex Kidd regresa por todo lo alto con el remake de su juego más popular para Master System, plagado de detalles que harán las delicias de los fans de lo retro

Hoy regresamos al pasado, concretamente al año 1986, cuando la Master System era una de las principales consolas presentes en el mercado. En esta época, Alex Kidd era considerado la mascota de Sega, hasta la llegada de Sonic en 1991, momento en el que dejaron de lanzarse más juegos de Alex al mercado. A pesar de su corta trayectoria, Alex Kidd dejó huella en los corazones de muchos jugadores de nuestro país. Como prueba de ello, destacan las buenas ventas que ha obtenido en su semana de lanzamiento, superando incluso a un titán como Super Mario, con Mario Golf: Super Rush lanzado para Nintendo Switch en la misma semana: según reporta Gamereactor Alex Kidd in Miracle World DX ha sido el juego más vendido en formato físico en la semana del 21 al 27 de junio, superando las 7.500 copias vendidas, más de la mitad en su versión de Nintendo Switch.

La historia nos pone en la piel de Alex, príncipe de la región de Radaxian, que se embarcará en una aventura a lo largo y ancho de Miracle Word con el objetivo de detener las fechorías de Janken el Grande, un ser alienígena invasor que está convirtiendo en piedra a todos los habitantes. Como veis, se trata de una premisa muy clásica del bien contra el mal, pero que funciona perfectamente para un título de estas características.

Pura nostalgia en glorioso HD

Lo primero que llama la atención del juego es el ambiente jovial, que invita a empezar la aventura con una sonrisa. La música, los vivos colores, los preciosos gráficos… todo lleva a pensar que estamos ante una aventura de las que no es fácil olvidarse. Los niveles plataformeros son variados, con muchos entornos diferentes por explorar, y se suceden uno tras otro mientras el juego nos relata las peripecias de Alex Kidd. La historia se desarrolla a través de escenas animadas y diálogos con otros personajes principalmente, que ayudan a dar contexto a los hechos que están ocurriendo en el juego.

A nivel de mecánicas, Alex se abre paso por los niveles rompiendo bloques a base de puñetazos, técnica perfeccionada gracias a su intenso entrenamiento. Hay diferentes tipos de bloques, algunos de ellos serán simples y otros otorgarán dinero y objetos útiles. Incluso hay unos bloques marcados con interrogaciones y calaveras, de los que puede ocurrir que emerja la mismísima muerte, obligándonos a poner pies en polvorosa para que no nos lleve con ella. Mención especial a su dura cabeza también, aspecto fundamental para superar algunos de los retos que propone el juego.

El control del Alex Kidd original se ha recreado tratando de mantener su esencia, por lo que, en ese aspecto, hay que recordar el carácter retro del título, considerablemente difícil. Si os van los retos, encontraréis muchos motivos para estar pegados a la pantalla: Alex Kidd in Miracle World DX es exigente a nivel de pericia y control, y no serán pocas las veces en las que os veréis en brazos de la muerte. El desplazamiento de Alex tiene tendencia a resbalar, y entraña un peligro considerable, ya que Alex estará criando malvas simplemente rozando uno de los píxeles del enemigo. En ese sentido, el juego no perdona un ápice, pudiendo provocar la frustración en los jugadores. Al principio cuesta hacerse con el control, pero una vez que se le pilla el truco resulta muy disfrutable. Además, la parte positiva es que, si se pierden todas las vidas, se puede empezar desde el último nivel que habíamos visitado, a costa de perder todos nuestros objetos y dinero, aspecto que no estaba disponible en el juego original.

Muchas personas que en su momento jugaron a Alex Kidd en Master System confesaron que no fueron capaces de superarlo, debido a la elevada dificultad del juego. Ahora ya no será problema gracias al modo de vidas infinitas, una aplaudida novedad que nos lleva a reaparecer cerca del punto en el que acabábamos de morir, sin límite, lo que permite jugar de forma relajada sin miedo a las consecuencias. Eso sí, en el modo de vidas infinitas no será posible obtener logros en las plataformas que cuentan con ellos, así que tendremos que pensarnos bien su activación. 

Las batallas contra los jefes se realizan mediante duelos de Jankenpon (el “piedra-papel-tijera” de toda la vida), de manera que nos ganaremos la posibilidad de continuar nuestra aventura si nos alzamos victoriosos. En cada enfrentamiento tendremos una colorida pantalla en la que veremos a Alex y su rival cara a cara, con el resultado final y el contador actual: ¡el mejor de tres se lleva el gato el agua! A lo largo de la historia, también tendremos batallas más tradicionales contra jefes, en las que nuestra habilidad plataformera saldrá a relucir.

En los enfrentamientos de Jankenpon contra los jefes, e incluso en las recompensas que obtenemos de los bloques, hay ciertos patrones, y una parte importante del juego será tratar de descifrarlos para obtener un resultado a nuestro favor.

Por otra parte, el dinero que vamos acumulando en la aventura podremos usarlo para comprar objetos muy útiles en alguna de las tiendas que se encuentran en los distintos mapeados, desde un helicóptero a pedales (el adorable “peticopter”) a una moto, un bastón volador, una bola repleta de mini-Alex que nos ayudarán a derrotar al enemigo, un escudo protector e incluso más vidas que sumar al total. A golpe de botón, podremos decidir qué objeto activar, sin lo engorroso de tener que abrir el menú de pausa desde el botón de la Master System en el juego original.

El equilibrio entre lo viejo y lo nuevo

Uno de los aspectos más llamativos del título es la posibilidad de alternar entre los gráficos HD y el aspecto retro que tenía el juego en la era de Master System. En este sentido, se ha hecho un trabajo excepcional, ya que se han añadido 4 fases nuevas en este remake, lo que ha requerido de la recreación en estilo retro de estos niveles también, tanto a nivel gráfico como sonoro. Todo está tan bien hilado que es prácticamente imposible discernir cuáles son los nuevos niveles con respecto a los que ya estaban presentes en el título original para alguien que tenga este remake como primer contacto con Alex Kidd. Es un shock ver un escenario repleto de detalles que, al pulsar un simple botón, pasa a modo retro y vemos como se encuentra con un fondo prácticamente vacío. Es el ejemplo perfecto de lo que ha supuesto la evolución en los videojuegos.

A nivel sonoro, se han compuesto nuevas versiones instrumentales de los temas con los que contaba el juego, con un resultado excepcional y melodías que seguiremos tarareando bastante tiempo tras haber apagado la consola. Además, este trabajo también se ha hecho a la inversa: los temas que se han compuesto para los niveles nuevos también cuentan con su respectiva versión de 8-bits que se pueden oír en el momento que activamos la visión retro.

Otro detalle nuevo que nos ha encantado es la posibilidad de elegir qué comida queremos que Alex se coma al finalizar cada nivel. Además del onigiri y la hamburguesa, presentes en las ediciones asiática y occidental del juego original, se han añadido fish & chips y hasta una tortilla de patatas, sello inconfundible del Jankenteam que deja entrever el desarrollo en España de este juego, sumando aún más motivos para apoyarlo.

Se trata de un juego de Master System en su corazón, por lo que hay que tener en cuenta que su duración es limitada. En apenas unas pocas horas podremos haber superado la aventura, al tratarse de un juego corto y lineal, aunque propone un reto que invita a revivirlo para completar la lista de divertidos coleccionables que se han añadido al título, referencias a otros juegos y consolas de Sega.

Es preciso indicar que solo hay un slot para guardar la partida, por lo que de querer empezar una nueva es necesario borrar la actual.

Por último, tras superar el juego se desbloquean dos modos nuevos que dotan al título de mayor variedad: el Modo Solo Jefes y el Modo Clásico. El Modo Clásico se trata del juego original para Master System, ligeramente modificado, que nos permite revivir la experiencia retro definitiva disfrutando de los gráficos y sonido originales. El Modo Solo Jefes es un llamado “Boss Rush” en el que nos enfrentaremos a todos los jefes del juego uno detrás de otro, en las batallas de Jankenpon.

Conclusiones

Alex Kidd in Miracle World HD es un título que se disfruta mucho, con un sobresaliente apartado visual y sonoro, y demuestra que un título de 1986 merece una segunda vida tras haberle sometido a un proceso de actualización que permite disfrutarlo según estándares actuales, a la vez que es respetuoso con el producto original. Aunque se trata de un plataformas exigente, la inclusión de ayudas para que todo tipo de público pueda disfrutar de él facilita su disfrute. Tanto si jugasteis al original como si no, es una aventura que disfrutareis sin duda.

¡No lo dudéis y dadle una oportunidad a este renovado “Alejandro Niño”!

Análisis realizado gracias a un código de Alex Kidd in Miracle World DX para PlayStation 5 cedido por Tesura Games, distribuidora en exclusiva de este juego en formato físico en España, ya disponible en todas las plataformas.

Ediciones disponibles

La Edición Signature de Alex Kidd in Miracle World Dx incluye:

– Copia física de Alex Kidd in Miracle World DX (incluye manual y llavero).
– Certificado numerado con las firma de los desarrolladores.
– Tres pins exclusivos con arte de nuestro héroe, Alex Kidd.
– Libro de Arte original con detalles del arte tras Alex Kidd in Miracle World DX.
– Medallón de Alex Kidd y monedero de fieltro. 
– CD con la banda sonora original de Alex Kidd in Miracle World DX.
– Caja Coleccionista con artwork alternativo.

La Edición Estándar de Alex Kidd in Miracle World Dx incluye:

– El juego Alex Kidd in Miracle World Dx
– Un llavero con arte del juego
– Manual de juego

Más análisis…

Alex Kidd in Miracle World DX

8.3

GRÁFICOS

9.0/10

DURACIÓN

7.5/10

SONIDO

8.5/10

JUGABILIDAD

8.0/10

Pros

  • La magia retro que desprende
  • Visual y musicalmente es una delicia
  • Los nuevos modos que enriquecen el título
  • Muy respetuoso con el original

Cons

  • Dificultad que puede deseperar en ocasiones
  • Acostumbrarse al control lleva un tiempo
  • La falta de algún modo extra adicional para mejorar aún más la experiencia
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad