[Gamescom 2022] Sonic Frontiers: el prometedor futuro del erizo azul

Sonic Frontiers está siendo uno de los títulos más polémicos de toda la historia del erizo sin ni tan siquiera haber salido a la venta. Es imposible olvidar el primer gameplay oficial del juego que SEGA compartió a través del medio IGN, en el que se vislumbraba un mundo vacío, genérico, con una música que no desentonaría en un funeral. Transmitía la sensación de ser un juego de mundo abierto estándar, en el que Sonic podría sustituirse por cualquier otro personaje sin demasiados problemas.

La decepción entre los fans fue tal que incluso surgió una campaña en redes sociales que pedía que el juego se retrasara hasta lograr solucionar todos los aparentes problemas. He de reconocer que yo también sentí una profunda preocupación, porque no comprendía absolutamente nada de lo mostrado.

Habiendo ya tenido la oportunidad de jugarlo en la Gamescom 2022 de Alemania, ahora tengo muy claro que el problema no está en el juego, sino en no haber transmitido un mensaje claro sobre qué es esta nueva aventura de Sonic y lo que supone para el futuro del erizo.

Un mundo con posibilidades infinitas

Los fans podemos respirar tranquilos: es un juego mucho más divertido de jugar que de observar. Aunque parezca que las explanadas no tienen nada que ofrecer, es absolutamente falso: enemigos, mecanismos, resortes, raíles, puzles y muchísimos nuevos elementos con los que interaccionar salen a nuestro encuentro.

Es cierto que el aspecto gráfico no es el punto fuerte de Sonic Frontiers. No es especialmente atractivo a la vista y el popping es muy intenso, pero lo compensa con unos escenarios muy ricos en contenido. Como he comentado, lo mejor es que la exploración es realmente divertida y me he quedado con muchas ganas de ver más. Está claro que nunca hay que dejarse engañar por las apariencias.

Bien es cierto que es completamente diferente a cualquier otro juego de Sonic, pero justamente es ahí donde reside su fuerza. Al principio, puede resultar un poco chocante por los cambios introducidos, pero todo comienza a fluir y encajar enseguida, ofreciéndonos una grata experiencia.

¡Aquí no falta de nada!

Al inicio de la partida, es posible elegir entre el modo acción y modo velocidad. Según si estamos más o menos acostumbrados a los juegos de Sonic y su velocidad o preferimos un juego más pausado.

Además de las clásicas habilidades de Sonic, en Frontiers tenemos acceso a un árbol de habilidades. Mediante este sistema, Sonic puede aprender ataques devastadores y técnicas muy útiles. El Cibergiro (Cycloop) es la técnica básica fundamental de este juego, permitiéndonos lanzar una ráfaga de viento afilado a nuestros enemigos para debilitar sus defensas.

Todo el escenario está repleto de los elementos propios de la serie, como los famosos raíles flotantes. Además, se han añadido una gran cantidad de nuevos ítems que se introducen en la saga, desde monedas moradas, corazones rosas, semillas y medallas. Cada uno tiene diferentes funciones, principalmente mejorar las características de Sonic, y también permitirnos avanzar en la historia liberando a nuestros amigos.

Como si de un RPG se tratara, Sonic cuenta con distintos niveles de defensa, ataque, velocidad y número de anillos que puede llevar. Para ello, tendremos que recoger por el escenario los diferentes potenciadores, como las semillas rojas de poder y las semillas azules de defensa.

Mención especial aquí a los Koco, unos seres adorables con forma de rocas que están esparcidos por el escenario. Si los devolvemos a su aldea, podremos aumentar la velocidad de Sonic y el contador máximo de anillos, si superamos los umbrales establecidos.

Durante la partida, también pueden surgir eventos, como una caída de meteoritos que trae una máquina tragaperras, al más puro estilo Casino Night Zone de Sonic 2. También está confirmado por una de las pantallas de carga que Sonic Frontiers cuenta con opción de pescar.

Miedo a desprenderse de la fórmula clásica

Una de las principales peticiones eran los clásicos niveles lineales, en los que correr a toda pastilla, recolectar anillos y alcanzar la meta. Pues resulta que el verdadero atractivo del juego reside en las zonas abiertas y no en estos niveles.

Los niveles lineales en Sonic Frontiers son versiones cortas de niveles antiguos, con una disposición más simple, por lo que no aportan gran cosa a la experiencia global. Podrían no estar y el juego seguiría siendo sólido. Lo cierto es que parecen haberse incluido por no romper demasiado con los estándares tradicionales de Sonic, sin los que muchos se sentirían perdidos. Pero ni tan siquiera son obligatorios para superar el juego, ya que en este caso se ofrecen distintas vías para poder avanzar.  

Por otra parte, aunque el juego se basa en la fórmula boost, el sistema está muy bien adaptado al mundo abierto. Aquí no encontraremos la sensación de descontrol tan típica de los fangames que imitan este sistema. El velocímetro es un toque genial que, de repente, te hace ser consciente de que siempre tuvo que estar ahí.

Ataque a los Titanes

Uno de los aspectos que más me han gustado es que cada enemigo es único y los pasos a dar para derrotarlo son diferentes. Hay enemigos que generarán un muro de defensa y tendremos que recurrir al Cibergiro para eliminarlo. Otros requerirán que demos un pisotón potente para aplastarlos. Y los jefes más poderosos, los guardianes, tienen unas mecánicas propias.

Por ejemplo, en la isla de Ares hay un jefe con forma de tiburón, que se vence surfeando por la arena agarrados a su cola. Mediante pulsaciones concretas del stick de control, hemos de lograr que Sonic aguante sin salir volando hasta poder darle su correspondiente paliza al tiburón.

He tenido la sensación en muchos momentos de estar jugando a Sonic Unleashed, con amplias posibilidades de combos y opciones para mejorar las capacidades de Sonic. El juego transmite que hay mucho, mucho por descubrir, lo cual es absolutamente positivo. No puedo recordar la última vez que una aventura principal de Sonic me hizo sentir esa sensación.

Historia prometedora, ¿regreso a los orígenes?

No es ningún secreto que los últimos juegos de Sonic cuentan una historia sencilla, prácticamente testimonial. Sin embargo, en Sonic Frontiers la narrativa parece que volverá a ocupar una posición central, como lo era antaño en juegos como los Sonic Adventure.

La historia de Frontiers nos cuenta cómo Sonic y sus amigos se hallan en busca de las Chaos Emeralds desaparecidas, hasta que, a causa de un acontecimiento inesperado, Sonic queda varado en Starfall Islands, repletas de criaturas inusuales. Nuestro objetivo será buscar y rescatar a Amy, Knuckles y compañía en las diversas islas, lo que exigirá recuperar sus tokens de memoria.

Hay temas musicales interesantes, aunque aún necesitaría jugar más para poder definir el estilo concreto. En las fases lineales, como Green Hill y Sky Sanctuary, hay unos leves susurros vocales en la melodía y una música distinta respecto a la que conocemos en estos niveles. Es como si tratara de decirnos que algo no va bien y que hay un peligro acechando a la vuelta de la esquina. Los jefes tienen también diferentes músicas acordes a la situación.

El juego además se presenta como uno de los más largos de toda la franquicia: superarlo puede llevarnos unas 20 – 30 horas de media y hasta el doble de horas si se quiere completar al 100%.

Sin duda, puede afirmarse que Sonic Frontiers es el juego de mayor presupuesto de Sonic de los últimos años. No podemos esperar a explorar en profundidad las cinco enormes Starfall Islands y descubrir el misterio que acecha tras estos misteriosos acontecimientos.

Sonic Frontiers saldrá a la venta el 8 de noviembre de 2022 para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X/S, Nintendo Switch y PC.

Más artículos aquí…

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad