Shin Megami Tensei If… – El precursor de la saga Persona

Shin Megami Tensei If… es un dungeon crawler originalmente publicado para Super Nintendo en el año 1994. Más tarde se lanzó un port para PlayStation 1, el cual venía con algunos cambios a nivel gráfico, una nueva banda sonora y un modo fácil. Tristemente, solo se encuentra de manera oficial en japonés, pero gracias a una fantraducción inglesa de la versión de Super Nintendo por parte de Aeon Genesis podemos disfrutar de este juego, el cual sentó las bases para la atmósfera y los sistemas representativos de la saga Persona.

Menú de inicio de Shin Megami Tensei If…

Como nota adicional, Tradusquare esta en estos momentos trabajando en una traducción al español del juego, así que os recomiendo echarle un ojo, ya que al parecer no les queda mucho para terminarla.

En estas líneas os cuento mi experiencia con Shin Megami Tensei If… y analizo el juego, con el objetivo de darle una mayor visibilidad y animaros a que le deis una oportunidad.

Un viaje por los distintos pecados capitales

El juego inicia con una extraña cara llamada “Nova”, la cual nos hará una serie de preguntas que decidirán nuestro género, puntos de habilidad iniciales y los guardianes que podremos obtener a lo largo de la aventura. Después de esta peculiar introducción, nuestro protagonista se despertará sólo para ver que su instituto ha sido llevado a otra dimensión en la que hay demonios hostiles. El causante de esta situación es Hazama, un estudiante que, tras intentar invocar a un demonio en el gimnasio, es llevado a “La Expansión”, una dimensión alternativa donde viven toda clase de demonios. En dicha dimensión, Hazama es nombrado eventualmente emperador demonio y, más adelante, regresa al instituto para traer a todos los estudiantes a esta extraña dimensión.

Nova nos realiza varias preguntas al comienzo del juego

Nada más salir de nuestra clase, nos encontraremos con Yumi, una de los cuatro acompañantes disponibles. El acompañante que escojamos definirá toda nuestra partida, ya que, dependiendo de esta decisión, tendremos un final distinto y en algunos casos mazmorras nuevas que explorar.

Primero de todo tenemos a Yumi, que busca salvar al instituto derrotando a Hazama y, como dije antes, nos recibirá nada más salir de nuestra clase. Luego tenemos a Charlie, un estudiante que podemos encontrar en la clase 2-E. Lo único que quiere es escapar de La Expansión, sin importarle el destino del instituto ni el de los otros estudiantes. Con él, se reemplazará la mazmorra de la envidia por la de la ira.

Si rechazamos a los anteriores acompañantes podremos unirnos a Reiko, la cual es, con diferencia, la acompañante más completa. La podéis encontrar en el aula de música y ella busca tanto salvar al instituto como ayudar a Hazama. Con ella tendremos una mazmorra final extra, la cual nos enseña más acerca de Hazama. Es la ruta que recomiendo jugar, ya que es la que nos dará la experiencia SMT if completa.

Por ultimo está Akira, un estudiante misterioso con fama de ser peligroso. Para poder jugar esta ruta, necesitáis completar el juego entero con otro acompañante primero. Más adelante hablaré un poco más de esta ruta, ya que cambia completamente el juego.

Personajes de Shin Megami Tensei If… – De izquierda a derecha: Charlie, Yumi, la protagonista (Tamaki), Reiko y Akira

Después de escoger una ruta y acabar con un jefe que sirve como tutorial, desbloquearemos la primera mazmorra e iremos avanzando por las cinco disponibles. Estas están ambientadas en los distintos pecados capitales y, dependiendo del pecado capital, tendrán una mecánica distinta. Por ejemplo, en la mazmorra de la gula tendremos que entrar dentro de un demonio gigante que no para de comer para poder derrotarlo.

Gameplay

El gameplay de Shin Megami Tensei if es bastante simple. No hay ni sistema One more ni Press turn. El juego acaba optando por hacer lo mismo que Shin Megami Tensei I, con algunos cambios. Tenemos lo típico: reclutamiento de enemigos negociando con ellos, debilidades, resistencias, magias, ataques físicos y muchas otras mecánicas que te esperarías de cualquier otro RPG.

Lo único que puedo destacar es que el protagonista, por algún motivo, no puede aprender absolutamente ninguna habilidad, ni física ni mágica. Tenemos cinco estadísticas disponibles para subir: fuerza, inteligencia, magia, stamina y suerte. Fuerza sube tu daño físico, inteligencia hace que seas más resistente a los efectos de estado, magia sube tu daño mágico, stamina tu vida y suerte hace que sea más fácil negociar con demonios.

Pantalla de estado

Respecto a la exploración de mazmorras, aparte de las mecánicas especiales de cada una, tenemos los elementos básicos asociados a un dungeon crawler: suelos con trampas, puertas de sentido único, paredes dobles, teletransportadores, etc. Estas mecánicas son introducidas poco a poco hasta llegar a las ultimas mazmorras, donde todos estos elementos están presentes.

Mapa de la mazmorra de la Envidia (Envy)

El predecesor de la saga Persona

Aunque no lo parezca, la saga Persona está en gran parte inspirada en este juego. Primero de todo, incluye la mecánica de los guardianes, de manera que cuando tú o tu acompañante muráis por primera vez, seréis revividos al instante con un guardián, un demonio que subirá vuestras estadísticas y que os otorgará habilidades.

Si entráis al menú de estado del protagonista o compañero y pulsáis la X, podréis observar una barra de guardián, la cual se ira llenando a medida que os vayáis peleando con enemigos. Si está lo suficientemente alta, la próxima vez que muráis conseguiréis un mejor guardián. Esta mecánica fue más tarde refinada en el sistema de Personas que hoy en día se ha vuelto tan popular, haciendo que puedas portar múltiples a la vez y dejando que cambies entre ellas de manera libre.

Guardián de alto nivel

Otra cosa en la que Persona se inspiró fue en la atmósfera, ya que SMT If fue el primer juego de la franquicia cuya historia transcurre dentro de un instituto. Gustó tanto esta ambientación que decidieron que el primer juego de la saga Persona fuese una continuación de este juego, ya que nos podemos encontrar a la protagonista femenina tanto en este Persona 1 como en Persona 2, aunque se niega a hablar en detalle de los eventos que ocurrieron dentro del instituto.

Como curiosidad adicional, en el primer Soul Hackers podemos encontrarnos a mucha gente vistiendo el uniforme del instituto, e incluso podemos encontrarnos con Hazama en una tienda de mascotas.

Sloth y el principal problema con el juego

Hasta ahora he pintado el juego muy bien, en parte porque es un muy buen juego si tenemos en cuenta el año en el que salió y las limitaciones de la consola, pero tiene problemas muy grandes que hacen que muchas personas no quieran ni probarlo.

El mayor problema está en la tercera mazmorra, Sloth (Pereza). En Sloth es cuando el juego empieza a mostrar sus mayores problemas, con la cantidad insana de farmeo que se necesita a veces para poder avanzar. He tenido muchos problemas con los últimos jefes, siendo muy duros y acabando conmigo muy rápido cerca del final. Me he visto obligado a farmear para poder conseguir armas buenas y demonios decentes, aunque no de forma tan extrema como en Sloth.

Sloth (Pereza)

Sloth es una mazmorra que, para reflejar el pecado capital de la pereza, te obliga a estar andando en círculos durante seis ciclos lunares, todo mientras cada cuatro pasos te obligan a entrar en combate. Para que os hagáis una idea de lo largos que son los seis ciclos lunares, yo estuve cuatro horas para poder terminarme esta mazmorra, andando en círculos sin parar. Hay maneras de hacer eso más liviano, por ejemplo, la habilidad “Estoma” repele a los enemigos más débiles, pero esto nos impide subir de nivel y acabaremos estando a uno muy bajo en comparación con los enemigos de la siguiente mazmorra. Si la intención de los desarrolladores era hacer que sintieses la pereza tú mismo, les aplaudo, porque lo consiguieron.

El New Game + y la ruta Akira

Antes nombré a Akira y a su ruta, la cual solo se puede jugar después de pasarte el juego por primera vez con cualquier acompañante. Pues bien, esta ruta lo cambia absolutamente todo. Cuando Akira se une a tu equipo, os escapáis de la escuela por un túnel secreto en el despacho del conserje y acabáis en la Torre del Confinamiento, un entorno completamente nuevo y desconocido. Nada mas llegar a la torre, os encontrareis con Hazama el cual esta sorprendido de que hayáis llegado ahí, solo para atacaros después y dejaros casi muertos. Justo en ese momento, un extraño demonio llamado Amon entra en el cuerpo de Akira y se fusionan, convirtiendo a Akira en un demonio. A partir de ahí, empezareis a escalar la torre en busca de Hazama para cobrar vuestra venganza.

Akira fusionado con Amon

Esta ruta, aparte de estar ambientada en un sitio nuevo, es considerablemente más difícil que el juego base. Los encuentros aleatorios son más duros y las zonas seguras donde comprar, guardar y curarse son escasas, haciendo que subir esta torre sea considerablemente más difícil que explorar las mazmorras de los pecados capitales.

Como dato adicional, la canción de pelea de la versión de Playstation 1, Old enemy, fue más tarde utilizada para crear la canción de la Amala Network, una mazmorra del Shin Megami Tensei 3: Nocturne:

No es la única vez que esta canción ha vuelto a aparecer, ya que si nos equipamos los trajes del If en Persona 5 podremos escuchar un precioso remix de esta canción:

Atuendos de Shin Megami Tensei If… en Persona 5

¿Recomiendo jugar a Shin Megami Tensei If…?

Pese a todos los problemas que he ido contando, SMT If… es un juego que vale la pena al menos probar si te interesa lo más mínimo la premisa o si tienes ganas de un dungeon crawler difícil. Eso sí, tienes que tener mucha paciencia, vas a morir mucho y vas a estar dando muchas vueltas para moverte por las mazmorras y para farmear.

Quitando el farmeo que tendrás que hacer, el gameplay me parece perfecto. Es muy simple, pero funciona a la perfección, en especial las negociaciones. No me esperaba que hubiese tantas maneras de responder a un demonio: a veces te harán preguntas ellos, otras veces tu harás algo para divertirles y a veces hasta tu acompañante se verá incluido en estas conversaciones.

La exploración de mazmorras, pese a ser bastante difícil, es satisfactoria. Hay muchas maneras de llegar a cada sitio y hay bastantes aldeas pacíficas donde curarse y comprar objetos, por no hablar de los secretos que estas esconden, como por ejemplo el Jack Frost que te puedes encontrar justo al principio del juego el cual estará dispuesto a unirse a tu grupo.

Jack Frost en la escuela, apodado Hee-Ho Kun en japonés

Es un juego que me ha sorprendido mucho, ya que fui con las expectativas muy bajas y me acabe encontrando con un juego de muy buena calidad que tristemente no ha envejecido del todo bien. Espero que con este análisis más gente se anime a probar el juego, ya que no es tan malo como se suele decir.

Más artículos aquí

ArabicChinese (Simplified)DutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad